Domingo 19 Noviembre 2017

El Azarbe: Agricultura ecológica, joven y cercana

Desde hace unos meses se está gestando en nuestra comarca una pequeña cooperativa de agricultura ecológica creada por jóvenes de Velilla, Cinco Olivas, Alforque y Quinto.

Aprovechando esta coyuntura vamos a reflexionar sobre esta práctica tradicional y originaria, que ahora vuelve a estar de moda.

La agricultura ecológica se basa en el respeto al medioambiente. Es decir, en cultivar causando el menor daño o impacto en los ecosistemas que nos rodean. Para ello utiliza y aprovecha los propios recursos naturales tanto para fertilizar, como para protegerse de insectos, hongos o malas hierbas; sin utilizar agroquímicos, erosionando y contaminando lo mínimo posible la tierra y el agua. Otros de los objetivos que la caracterizan son: fomentar la vida rural; y producir y consumir en cercanía, escapando de los circuitos comerciales de las grandes empresas productoras y distribuidoras.

Algunas cifras de la agricultura ecológica en nuestro país y nuestra comunidad son las siguientes: España es el primer país europeo y cuarto del mundo en tierras dedicadas a la agricultura ecológica, con casi 2 millones de hectáreas. A nivel mundial solo nos superan Australia, Argentina y los Estados Unidos. Aún con todo, solo dedicamos a la agricultura ecológica el 7,8% de la superficie total cultivada. Y en Aragón únicamente aportamos el 2,6% de ese total nacional (datos Mapama, 2015). Los productos más cultivados ecológicamente son: los frutos secos (14% del total producido), el aceite (11%) y el vino (9%). Otros valores significativos que muestran el escaso desarrollo agroecológico: las frutas (2% del total), verduras (1,5%), la carne (0,5%), los huevos (0,4%) o la miel (0,3%). Además, buena parte de esta producción se exporta. Principalmente a países europeos como Alemania, Gran Bretaña o Francia.
Hablando de dinero gastado en alimentación resulta interesante comparar los 32€ de media que gasta un español al año en productos ecológicos, frente a los 2.133€/persona/año que gastamos en alimentación convencional. En Suiza una persona gasta al año más de 200€ de media en alimentos ecológicos. Cierto es que tienen más poder adquisitivo, pero también más conciencia ecológica.

Y es que los alimentos ecológicos, al no haber sido tratados con pesticidas ni agroquímicos, son más saludables. También suelen ser más sabrosos, ya que han sido producidos de un modo más tradicional, manual y cuidadoso, aprovechando únicamente fertilizantes orgánicos. Comparemos el sabor y el aroma de un tomate de huerto cogido esa misma mañana, con el de un supermercado traído de un invernadero del Levante o Marruecos, o cultivado hidropónicamente en Holanda... No hay color. ¡Ni sabor! Eso sí, la agricultura ecológica también supone un mayor trabajo en el campo; mayores mermas por el ataque de plagas de insectos y hongos; y no querer producir ni vender a gran escala. Por eso los productos son más caros y su apariencia muchas veces no es tan "bonita", por las picaduras de insectos y manchas o formas raras propias de los productos "naturales".

Al final tenemos que decidir si queremos productos más saludables, sabrosos y naturales, cultivados en cercanía: los ecológicos. U otros más económicos y estéticos, pero que han sido producidos lejos, no sabemos cómo y con menos sabor: los llamados convencionales. Por suerte, este verano en la Ribera Baja podremos juzgar y decidir por nosotros mismos. Seguro que el gusto de los tomates, melones y calabacines producidos por nuestros jóvenes agricultores ecológicos nos van a sorprender.

 

Daniel Budría, sociólogo

Calendario de Actividades

Noviembre 2017
D L M X J V S
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Vídeo destacado

PROMOCIONES

Ayuntamiento de Cinco Olivas

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario y para recopilar información estadística. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Saber más