Jueves 27 Abril 2017

Cuando alguien decide iniciar un negocio o actividad profesional de cualquier tipo, pronto se encuentra con la duda que hoy vamos a tratar de resolver y que, estoy seguro, muchos emprendedores llevan en mente: ¿Hacerse autónomo o crear una sociedad limitada?

Adoptar una figura u otra no ha de tomarse a la ligera, ni tampoco hay una respuesta idéntica para todos los interesados. Existen diversos factores a tener en cuenta que siempre resumo en tres: valoración de costes, capacidad de gestión y riesgo.

La creación de una S.L. siempre va a ser mucho más costosa. Necesitaremos para su constitución en el Registro Mercantil de un depósito de 3.000,6 euros, (no obstante, no es un dinero perdido dado que se puede disponer de él). Además de los costes notariales de formalización de escritura y gestiones administrativas. Sin embargo, como autónomos, simplemente necesitaremos dar de alta la actividad económica en la Agencia Tributaria y nuestra alta en la Seguridad Social como empresario individual.

En segundo lugar, la capacidad de gestión administrativa es fundamental. Como autónomos, podremos nosotros mismos gestionar la contabilidad, tributar por IRPF como cualquier trabajador y liquidar el I.V.A trimestralmente. Por contra, la S.L. tributa por Impuesto de Sociedades y soporta una mayor carga contable y administrativa que de seguro habremos de encargar a un asesor fiscal externo, lo que implicará un nuevo coste.

Por último y quizá el menos conocido, el riesgo. Antes de tomar una u otra decisión hay que estudiar qué tipo de negocio queremos y a dónde nos hemos propuesto llegar. El riesgo siempre se traduce en responsabilidad y si en algo difiere la S.L. del autónomo es en cómo afrontar la responsabilidad.

Las sociedades limitadas responden únicamente con su patrimonio social, mientras que el autónomo responde con su patrimonio personal. Esto supone responder de las deudas con todos sus bienes, presentes y futuros. Obviamente, este dato es para tenerlo muy en cuenta, dado que en caso de un negocio infructuoso podemos encontrarnos con unas deudas personales muy altas que persistirán aun cuando el negocio haya cerrado.

Mi consejo siempre es el mismo: iniciar la actividad como autónomo, soportando menos costes y, posteriormente, a la vista de cómo evolucione el negocio y de los compromisos económicos que se vayan adquiriendo, constituir la sociedad limitada.

Puedes remitir tu consulta por correo, mail o teléfono:

Mario Capdevila Gallego. Abogado
Paseo Independencia nº 27 1ª planta (50001) Zaragoza
Teléfono: 686048833 / Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Despacho en Fuentes de Ebro: C/ Zamenhof nº 5, local.

Overall Rating (0)

0 out of 5 stars

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
  • No se han encontrado comentarios

Próximas Actividades

Calendario de Actividades

Abril 2017
D L M X J V S
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30

Vídeo destacado

PROMOCIONES

Ayuntamiento de Cinco Olivas

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario y para recopilar información estadística. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Saber más