Martes 15 Octubre 2019

Aprende a cuidarte: Dolor lumbar y ciática en el embarazo

Embarazada

Hoy hablaremos del dolor de espalda en el embarazo, un problema muy recurrente que afecta a bastantes mujeres. Se produce por varias causas, que suelen confluir todas juntas y dan como resultado este problema.

En primer lugar, el aumento de peso por el crecimiento del bebé hace que nuestro centro de gravedad se traslade más adelante, lo cual arquea la zona lumbar, provocando un aumento de la lordosis, la curva natural de esa zona, y dando lugar a un desajuste en toda la columna. Además se provoca un aumento de tono de la musculatura paravertebral.

Durante el embarazo se segrega lexatina: esta hormona permite a la piel adaptarse a los cambios que se producen, aumentando la elasticidad del tejido conectivo: piel, ligamentos, tendones... pero precisamente el aumento de dicha hormona hace que nuestros ligamentos no sujeten tan bien como cuando no estamos embarazadas Si a esto le sumamos que se van produciendo micromovimientos en la articulación del sacro con las caderas para adaptarse al bebé y en el último mes prepararnos para el parto, tenemos un cóctel perfecto para poder desarrollar dolor lumbar y/o ciática.

Los consejos para evitarla son:

-Evitar el sobrepeso. La corrección que la columna vertebral debe realizar para soportar el sobrepeso acentúa el lumbago.

-Evitar zapatos demasiado planos o de tacón alto, ya que ambos acentúan la curvatura de la espalda.

-Evitar cargar peso. Al igual que el sobrepeso, acentúa el lumbago.

-Dormir siempre de lado, preferiblemente con una almohada entre las rodillas y brazos. Así la espalda tiene una posición óptima, se relajan todos sus músculos y se favorece la rectificación de ese exceso de curvatura en la columna.

-Aplicar calor seco en la zona: 20 minutos con una almohada de semillas o una manta eléctrica harán que se relaje un poco la musculatura paravertebral.

-Evitar el reposo: el movimiento es salud. Realizar deporte en el embarazo no está contraindicado. Hay que hacerlo adaptado a nuestras necesidades. Acude a tu fisioterapeuta de confianza y te dirá que es lo mejor para ti en esta nueva etapa.

Además puede pautarte una rutina de ejercicios que mejoren los síntomas y ayuden a estirar la zona que poco a poco se va comprimiendo a causa de los cambios que sufre la espalda.¿Puedo realizar tratamiento de fisioterapia? La respuesta es sí. No hay ninguna contraindicación en aplicar la masoterapia en el embarazo, si bien están contraindicadas otras técnicas como las corrientes de alta frecuencia y los ultrasonidos. Un masaje hará que la musculatura se relaje y los estiramientos ayudarán a aliviar el exceso de presión en la zona.

Así que si padeces esta molestia durante el embarazo, tranquila. Siguiendo estos consejos básicos, puedes revertir este proceso y disfrutar de tu embarazo con tranquilidad.

 

Pilar Jardiel, fisioterapeuta

Ayuntamiento de Cinco Olivas
Ayuntamiento de Alforque

Próximas Actividades

Calendario de Actividades

Octubre 2019
D L M X J V S
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Vídeo destacado

PROMOCIONES