Miércoles 17 Octubre 2018

“Si la cabeza se rinde, las piernas se paran”

A finales de mayo, el atleta quintano David Val participó por segundo año consecutivo en el Ultra-tri de Motril, una de las pruebas más duras del mundo, que este año consistió en 421 km en bici, 10 km nadando y 84 corriendo.

Se desarrolló durante tres días y es una competición que se ha convertido en un referente mundial de la especialidad.

Pero David no solo consiguió terminar el ultraman en la misma octava posición del año pasado, sino que bajó su tiempo en más de una hora. "La climatología nos ha ayudado más que el año pasado y ha vuelto a ser una experiencia inolvidable", explica David, que también asegura que, en el hotel en el que se alojan, los equipos son como una gran familia. "El año pasado no acababa de entender porqué todos se saludaban tan efusivamente si llevaban un año sin verse, y este año yo fui el primero en dar besos y abrazos", añade.

El primer día de competición consistió en 10 kilómetros a nado y 145 kilómetros de bici con 2400 metros de desnivel. "Las aguas estaban tranquilas, algo que me alegró en un primer momento. El problema vino cuando empecé a ver medusas. Nos picaron a todos y se generaron momentos de incertidumbre y nervios", comenta David, que, al igual que el resto de participantes, recibió por parte de la organización jeringuillas con tratamiento específico para las picaduras justo antes de subirse a la bici para continuar esta primera etapa.

En el segundo de estos tres intensos días de competición, el equipo de David, formado por sus padres y sus amigos Álvaro Corral, Lydia Cenis y Pascual Vargas, se preparó para afrontar la etapa más dura: 274 km en bici con 5500 de desnivel. "El equipo es vital, sin ellos no se podría hacer nada. Ellos se encargan de darte agua, comida y ánimo", añade David, que asegura que la resistencia mental es más importante aún que la física. "Es la mente la que te ayuda a superar los malos momentos. Si la cabeza se rinde, las piernas se paran", dice añadiendo que en este caso no llegó a pensar en ningún momento en abandonar.

Tras acabar la segunda etapa en la 9 posición de la clasificación general, llegó el último día, que consistió en una doble maratón (84 kilómetros) con 800 de desnivel. "En el kilómetro 50 comencé a sufrir, y tocó tirar de cabeza los 34 kilómetros que quedaban", explica.

Pero lo consiguió. Entró en la meta 8º de la general con 29 horas 31 segundos, bajando el tiempo en más de una hora con respecto al año pasado, un nuevo logro en una carrera deportiva que no para. "Quiero correr la maratón de Valencia a final de año en menos de tres horas", explica este quintano, que se encuentra muy agradecido con sus patrocinadores (Reformas Mae, Cavenco, Triatlón Cierzo, el Ayuntamiento de Quinto y J.J Carpintería Quinto) por la confianza depositada, y se deshace en elogios hacia su equipo. "Ha sido una experiencia inolvidable para todos, y seguro que no será la última", concluye.

20180605-zafarache-deporte-david-val

20180605-zafarache-deporte-david-val2

20180605-zafarache-deporte-david-val3

20180605-zafarache-deporte-david-val4

Ayuntamiento de Alforque

Calendario de Actividades

Octubre 2018
D L M X J V S
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Vídeo destacado

PROMOCIONES

Ayuntamiento de Cinco Olivas

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario y para recopilar información estadística. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Saber más