Jueves 4 Junio 2020

Sonia Ortega Lucea es natural de La Zaida y lleva 24 años trabajando en el hospital Miguel Servet  de Zaragoza, desde donde está viviendo en primera línea esta crisis sanitaria. Además, es Doctora y, desde hace 6 años, profesora Asociada de la Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza, donde imparte clases relacionadas con su especialidad: la anestesiología y reanimación.

El número de infectados en el colectivo sanitario no deja de aumentar día a día y vosotros estáis viendo la peor cara del virus, ya que tratáis a los pacientes más graves… ¿Tenéis miedo al contagio?

Más que miedo es preocupación. Realmente eres consciente de que te puedes contagiar, y eso te preocupa, por una cuestión personal y por saber que puedes contagiar a tu familia cuando vuelves a casa. Además porque los sanitarios somos un vector de transmisión para los pacientes y para nuestros compañeros de trabajo.Yo personalmente procuro racionalizarlo y extremar las medidas de precaución, tanto en protección personal como con los pacientes a los que trato. Y soy muy estricta en el seguimiento de las recomendaciones establecidas. Pero es fundamental para gestionar esta preocupación mantener la calma y el sentido común.

¿Cómo es el día a día en el hospital durante esta pandemia?

En nuestro servicio la situación ha ido cambiando de forma paulatina conforme evolucionaba la pandemia, y nos hemos ido adaptando a ello reduciendo la actividad quirúrgica programada. Como había más necesidad de cuidados críticos, nuestra labor se ha dirigido sobre todo a cubrir esa demanda, aumentando las camas de reanimación y abriendo unidades que pudieran dar asistencia a los pacientes más graves, que necesitan ventilación mecánica. La anestesia es una especialidad capacitada para tratar a los enfermos críticos y en estos momentos muchos anestesistas están trabajando en unidades de cuidados intensivos.

Por otro lado, en el área quirúrgica, se realizaron cambios para habilitar una zona específica para llevar a cabo las intervenciones programadas o urgentes en pacientes COVID con un circuito independiente del resto de quirófanos. Por lo que unos seguimos en quirófano con pacientes, tengan infección COVID o no, y otros anestesistas trabajan en UCIS o reanimación. Yo, aunque al principio estuve en UCI, ahora trabajo en quirófano y nuestro día a día ha cambiado mucho. Antes de empezar, compruebas que el preoperatorio está correcto y planificas el material necesario según la operación, porque los protocolos han cambiado y debes entrar a quirófano todo lo que creas que puedes necesitar. El resto del material se queda fuera para evitar posibilidad de contaminación. Es fundamental ser muy organizado. Recogemos el equipo de protección y entramos a quirófano con el equipo puesto antes de que llegue el paciente; trabajar con el EPI puesto es más difícil porque disminuye las habilidades y exige mucha concentración.  Cuando acaba la operación nos lo quitamos siguiendo un orden muy estricto, y es el momento clave para evitar el contagio. Salgo de trabajar mucho más cansada que antes, y conforme pasan los días el cansancio se va acumulando.

¿De qué manera os afecta emocionalmente esta situación?

Emocionalmente supone un desgaste importante, es una situación muy dura porque conlleva un esfuerzo en todos los sentidos; trabajas con más presión y con unos protocolos diferentes a los habituales y, como decía antes, eso exige mucha concentración. A pesar de todo, yo personalmente me considero afortunada, porque en mi familia no hay casos graves, solo dos familiares han pasado la enfermedad en casa. Amigos míos, como muchas otras personas en España, han perdido a algún familiar sin la posibilidad de acompañarlo y, aunque lo hacen con una serenidad y entereza admirable, son momentos muy amargos y siguen trabajando en el hospital dando lo mejor de sí. También estoy muy agradecida por las muestras de apoyo y cariño de amigos que están pendientes de mí, me envían mensajes de WhatsApp que me arrancan una sonrisa y me distraen rebajando la tensión. Pero sobre todo estoy muy agradecida a mi familia, por su apoyo incondicional y por la fuerza que me dan.

¿Estáis suficientemente protegidos?

En quirófano, las unidades de reanimación y cuidados intensivos sí que disponemos de equipos de protección adaptados al nivel de riesgo de infección. El control de este material es muy estricto, y conforme pasan los días es verdad que van faltando cosas y hay que reciclar material o se sustituye por otro disponible. En otras áreas del hospital y en otros centros sí que tienen escasez de material. 

¿Qué es lo que más estrés te ha generado o te genera?

La anestesia es una especialidad que entraña una gran responsabilidad y los anestesistas somos profesionales entrenados y habituados para trabajar en situaciones de estrés; en quirófano nos enfrentamos a complicaciones graves, imprevistas, que requieren una respuesta rápida por nuestra parte y de la que depende la vida del paciente. Pero es verdad que en esta pandemia el esfuerzo es mayor, porque se prolonga, y trabajamos en condiciones de mayor presión. Personalmente lo que más estrés me genera es la dificultad que supone trabajar con el equipo  de protección puesto, porque es incómodo y disminuye nuestras habilidades. Aunque se han reducido, se siguen realizando operaciones, por supuesto las urgentes, las no demorables y los procesos más graves que conllevan mayor riesgo. Nuestro trabajo en quirófano es mantener al paciente en condiciones óptimas durante toda la intervención, minimizar el riesgo quirúrgico, solventar las complicaciones que puedan surgir y nuestra prioridad es la seguridad del enfermo. Este trabajo es más difícil de llevar a cabo con el equipo de protección puesto, y es lo que más estrés me genera. Además, como he comentado antes, me preocupa el riesgo de contagio, tanto de los pacientes a los que atiendo como de los  compañeros o de mi familia.

¿Qué podemos hacer el resto de ciudadanos para ayudar y facilitar que las cifras mejoren?

Hay que respetar las medidas de contención, la cuarentena, y quedarse en casa limitando al máximo los contactos. En una pandemia como la actual es fundamental actuar con responsabilidad y entender que se trata, no sólo de no contagiarse uno mismo, sino de pensar en no contagiar a los demás. Hay muchos contagiados, sobre todo jóvenes, que son asintomáticos, así que se trata de que la epidemia se extienda lo más lentamente posible paro no colapsar el sistema sanitario, porque estamos hablando de una enfermedad que con el tratamiento adecuado es menos grave que sin él. También hay que evitar el colapso sanitario porque hay otras patologías (infartos, ictus, operaciones quirúrgicas graves…) que requieren tratamiento y, en una situación como la actual, se complica bastante su asistencia. Esta situación pasará antes si cada uno hace su parte, y la labor de los ciudadanos cumpliendo la cuarentena es clave, y ya ha demostrado resultados positivos dándonos un respiro con una disminución importante en el número de ingresos en el hospital.

¿Crees que nos estamos acercando al final o crees que hará falta alargar más en el tiempo las medidas restrictivas para controlar la pandemia?

Yo no soy epidemióloga, pero los expertos en el tema recomiendan mantener las medidas restrictivas de distanciamiento social evitando reuniones masivas, grandes concentraciones de gente, espectáculos,…durante más tiempo y, mientras, vamos ganando tiempo hasta que haya una vacuna o un tratamiento específico frente al virus. Como he dicho antes, se trata de ir contagiándonos poco a poco sin que el sistema sanitario esté colapsado.

¿Crees que esta crisis hará que el conjunto de la ciudadanía valore más la sanidad pública? ¿Esta crisis debería desembocar en un gran pacto por la sanidad que prohíba los recortes en sanidad gobierne quien gobierne?

Quiero pensar que los ciudadanos ya sabíamos que tenemos un buen sistema público de salud, con profesionales altamente cualificados. Los aplausos de cada tarde, dedicados no sólo a los sanitarios, sino también a otros profesionales, son una muestra de ello y, sin duda, nos reconfortan. Esta situación ha dado visibilidad y un protagonismo que no deseamos a nuestro trabajo, y muestra que siempre hemos estado ahí.  Pero obviamente, nunca nos habíamos enfrentado a una situación semejante. Esta crisis ha puesto de manifiesto la facilidad con la que se puede expandir y potenciar una pandemia, la fragilidad de cualquier sistema sanitario, por desarrollado que esté, y la necesidad de invertir en sanidad y en investigación, independientemente del gobierno que legisle. Recortar en sanidad es extremadamente grave, porque en un mundo globalizado como el actual posiblemente esta pandemia no será la última, y debemos estar preparados fortaleciendo nuestro sistema sanitario y el sistema de vigilancia epidemiológica.

A la elevada actividad asistencial se une una situación muy difícil, que es la de acompañar al paciente de una forma más humana, ya que no puede estar con su familia en ningún momento. ¿Cómo lo hacéis para tratar de tener esa cercanía tan necesaria?

Antes de entrar a quirófano en la visita preoperatoria procuramos tranquilizar al enfermo transmitiéndole seguridad y diciéndole que la intervención se va a realizar en las mejores condiciones, procurándole todos los cuidados que necesita. Si ya de por sí una intervención quirúrgica supone siempre para el paciente un estrés, en estas circunstancias los pacientes llegan a quirófano aún más preocupados y asustados, por lo que es importante trasmitirles confianza  antes de empezar, y decirles que todo va a salir bien. En el postoperatorio, o en las unidades de reanimación, cuando no pueden ver a sus familiares, no les falta una muestra de afecto, nos esforzamos en animarles y darles mensajes positivos, y además decirles que sus familiares han sido convenientemente informados de todo, porque los pacientes se preocupan mucho y preguntan por su familia. Lo más triste de esta situación es, sin duda, la soledad, y procuramos en la medida de lo posible aliviar su sufrimiento.

20200505 zafarache entrevistas sonia ortega

 

Ayuntamiento de Cinco Olivas
Ayuntamiento de Alforque

Próximas Actividades

Calendario de Actividades

Junio 2020
D L M X J V S
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30

Vídeo destacado

PROMOCIONES