Domingo 16 Mayo 2021

Hay un lugar en Sástago que quizá pasa un poco desapercibido, aunque se encuentre en uno de los sitios más transitados. Pero la esquina de la calle de la Iglesia con la carretera pronto lucirá una nueva cara y se convertirá en una parada obligada para contemplar y sentir la intervención artística de la sastaguina Vera Galindo.

Y es que el proyecto “Rayuela”, promovido por el Servicio Comarcal de Cultura en colaboración con el Ayuntamiento de Sástago, continúa llenando de arte urbano los municipios de la Ribera Baja del Ebro y visibilizando la labor de los profesionales del diseño y de la ilustración que hay en el territorio. “Proyectos así me hacen sentir muy orgullosa de haber nacido aquí. Desde que era niña siempre he tenido la oportunidad de hacer cosas sin tener que irme a otro sitio y eso se agradece mucho; he sentido que nunca me ha faltado nada y he podido hacer muchas cosas. Que exista la posibilidad de visibilizar tu trabajo y que nos conozcamos los unos y los otros, es toda una satisfacción que me hace muy feliz”, dice Vera.

El pasado mes de diciembre, Vera terminó su primera intervención, en Escatrón, pero ahora, en Sástago, tocaba jugar en casa. “Era una intervención complicada a priori porque es mi pueblo y hay mucho sentimiento. Tenía que ser capaz de encontrar un equilibrio entre lo que siento y lo que creo que a la gente le puede gustar, y, además, sentirme cómoda e identificada”, añade.

Tarea nada fácil, pero que ha sabido resolver. “No me valía coger lo característico de Sástago porque, para mí, en mi pueblo hay muchas otras cosas detrás, soy de aquí y mi familia y mis amigos también. Así que he querido combinar las dos cosas en el mural. Por un lado, he querido plasmar las cosas que son importantes en Sástago, a través de unos tatuajes que aparecen en el brazo, y, por otro lado, he querido representar lo que significa para mí el sitio de donde soy. Por eso la parte más importante es un gran corazón y todas esas raíces, que para mí simbolizan la sensación de estar en casa, de haber nacido aquí y de sentirme parte del pueblo”, explica Vera.

En pocos días la intervención estará finalizada. Hasta entonces, subida a una elevadora a varios metros de altura, Vera no mira el reloj y solo se preocupa de pintar. Su perro Arce la acompaña, un simpático guardián de las pinturas, los rodillos y los pinceles. Muchos vecinos y vecinas se acercan a charlar con ella. Y es que, el arte urbano también es una excusa perfecta para comunicarse, compartir y hacernos reflexionar.

El Ayuntamiento de Sástago ha sido cómplice fundamental para llevar a cabo la intervención, ya que se encargó de realizar todos los trabajos necesarios para arreglar la pared que, dentro de muy pocos días, albergará un gran corazón rojo, símbolo de todo el amor que siente una vecina hacia su pueblo.

20210226 zafarache sastago vera

Ayuntamiento de Cinco Olivas
Ayuntamiento de Alforque

Próximas Actividades

Calendario de Actividades

Mayo 2021
D L M X J V S
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Vídeo destacado

PROMOCIONES